DECORAR UNA MESA

Diseño, innovación y tendencias. Tres conceptos para una puesta a punto a la hora de decorar una mesa. Y mejor aún si es para acompañar a un vino. Si no te quieres perder ninguno de los detalles sobre cómo decorar una mesa a la perfección, no te pierdas el artículo de hoy.

¿Por qué es importante la decoración de una mesa?

Mi pasión por el vino es una de las razones por las que se reúnen muchos amigos y familiares en mi casa. Soy muy buen anfitrión y me gusta cuidar hasta el mínimo detalle. Y no sabes la importancia que le atribuyo a una mesa bonita y personal. Te traigo unos consejos para inspirarte a la hora de cenar, comer o tomar una copa de vino en tu hogar.

Antes de empezar a diseñar tu espacio ideal, ten en cuenta que tu mejor aliada es una mesa grande y espaciosa, donde tus comensales estén cómodos y no les distraiga ningún elemento decorativo.

¿Cuáles son los imprescindibles?

El mantel dice mucho del tipo de comida o cena que quieres ofrecer. Puedes tener distintos, según la ocasión. Liso, con colores, texturas o individuales.

Las servilletas y la vajilla pueden ir a juego con el mantel o contrastar los colores. Si te gustan las manualidades, siempre puedes presentar, de forma divertida, las servilletas.

Igual tu cena es más informal y no quieres colocar mantel, opta por un camino de mesa, que siempre te da un toque exclusivo. También puedes mezclar los dos elementos. Entonces, juega, de nuevo, con los colores.

La cubertería puede ir colocada, de forma clásica, pero también puedes presentarla de forma más dinámica. Por ejemplo, en unos cubos que estén en centro de la mesa o envueltos por una servilleta con un lazo o cinta.

¿Cuáles son las mejores combinaciones para tu mesa?

Si te decides por un mantel estampado, lo convencional es una vajilla lisa. O, al contrario. Veamos algunos ejemplos de qué tonos utilizar en una mesa.

Un toque femenino:

  • Rosa
  • Blanco
  • Dorado

Los más clásicos:

  • Crema
  • Negro
  • Marrón

Los detalles en madera son más serios. Es un tono más masculino.

Estilo provenzal

Resalta el morado y deja en un segundo plano al blanco, el negro y el color tierra.

Campestre

El azul eléctrico, morado, naranja y verde otorgan alegría y diversión a tu mesa.

Arriesga y opta por tonos naranjas. Luz y calidez en tu noche. Es una de las opciones más atrevidas. Ideal para Halloween.

Decoración tropical

Se caracteriza por el verde, las plantas y el blanco neutro. Si quieres, añade un color dorado o rosa palo.

Estilo marinero

Es un clásico en verano.

  • Azul
  • Blanco
  • Rayas

Te transporta hasta el mar y el sol. En esta opción, tienes muchos accesorios con los que jugar. Por ejemplo, conchas, caracolas, arena o piedras. Colocados en la misma mesa o dentro de un jarrón de cristal.

¿Por qué utilizar flores para decorar tu mesa?

Las flores o plantas siempre te van a ofrecer color a tu mesa. Puedes pensar que son caras, pero el rango de precio es muy extenso. Además, no hace falta que sean excesivamente grandes. Puedes optar por dos flores secas, unos ramilletes de lavanda u hojas secas del otoño.

Los jarrones con flores es la alternativa más clásica. Les puedes añadir elementos decorativos como pequeñas piedras o mariposas de tela para romper con lo tradicional.

Otra opción original, y que le dará mucho color a tu mesa, es acompañar las flores con frutas. Limones, peras, manzanas. Sus colores llaman mucho la atención. Esa misma fruta, la puedes cortar, y meterla en un envase de cristal.

¿Por qué es importante iluminar la mesa?

La iluminación está asociada con la atmósfera que quieras crear. La luz es sinónimo de comodidad y calidez. Tienes la opción de una lámpara de techo y centrar toda la atención en la mesa. La altura aconsejada es entre 70 y 75 centímetros. Además, puedes ayudarte con las velas. No solo en la mesa, también alrededor del mismo salón. Puedes aislarlas con farolillos, si no quieres que estén al alcance de niños y animales. Por otro lado, con una luz regulable, puedes elegir qué intensidad quieres en cada momento. ¡Tu vajilla brillará como nunca!

¿Es importante dar un regalo?

Si es una comida muy especial, puedes regalar un obsequio como agradecimiento a su visita. Puede ser un detalle personalizado, con la fecha del día, etc…

Si el evento es multitudinario, y te apetece tenerlo todo bajo control, siempre puedes colocar pequeños carteles identificativos, delante del plato o encima de él. El nombre de la persona también puede ir integrado en el detalle del que hablábamos. E incluso añadir el menú de la comida o cena.

Otros detalles que suman

Si quieres una cena más sofisticada, incluye campanas de vidrio. Es un elemento funcional, pero puede servirte solo como decoración, envolviendo flores, luces, pergaminos, plumas, etc…

No te olvides que el gran acompañante de nuestra cena es el vino. Si optas por un blanco o rosado, ten una cubitera a mano. Estas pueden estar encima de la mesa, en un extremo. O tener un pie y colocarla justo al lado del anfitrión. Si finalmente, optas por un cava o champán, acuérdate de las copas de estas bebidas espumosas. Si no quieres dejar que se te escape ningún detalle, incluye etiquetas en las copas de vino.

Dependiendo de la época, puedes añadir decoración navideña, hojas en otoño, flores naturales en primavera o calabazas en Halloween.

Además, está muy de moda incluir decoración colgante. Coloca unas cintas en el techo y añade globos, jarrones o fotografías. Si tu cena es al aire libre, los árboles te ayudarán.

Conclusión: pequeños detalles que marcan la diferencia

En el artículo de hoy has encontrado algunos detalle y trucos que marcan la diferencia a la hora de preparar un evento o cena con invitados. Es importante tener en cuenta que la decoración no está reñida con la creatividad. Y el anfitrión eres solo tú. ¡A disfrutar de tu cena!

Ir arriba