GUÍA CATA DE VINOS

Los tiempos cambian y muestra de ello son las catas de vino, antes reservadas en exclusividad para especialistas y grandes expertos. Ahora todos podemos acercarnos a este increíble mundo lleno de sensaciones que nos ofrece el vino y que será capaz de despertar nuestros sentidos más recónditos.

Guía Básica para una Cata de Vinos

Las fases que debes tener en cuenta son: visual, olfativa y gustativa.

La cata de vinos debe ser un auténtico viaje para nuestros sentidos donde van a destacar los mencionados arriba.

La fase Visual

Sera nuestro primer acercamiento y en el vamos a evaluar lo siguiente: nitidez, intensidad, color, la lágrima y otros como la burbuja.

  • La nitidez debes encontrar el vino limpio.
  • La Intensidad la marca la cantidad del color del vino.
  • El color es independiente.
  • Las lágrimas esas gotitas que quedan en la superficie de nuestra copa. Estas lágrimas van a estar ligadas a la concentración de alcohol (a su graduación). Si cuando movemos la copa observamos que las ‘lágrimas’ caen muy lentamente, nos indica que su densidad es alta y por tanto de graduación mayor.

La fase Olfativa

Acercaremos la copa a nuestra nariz para intentar identificar lo que se conoce como aromas primarios, estos proceden de las uvas, la naturaleza, frutales, del terreno, etc.

Después moveremos un poco la copa para que el vino entre en contacto con el oxígeno y después podamos analizar los aromas secundarios que se producen durante la fermentación de la uva u otros procesos de vinificación.

Por ultimo en este proceso agitamos la copa, con un poco de más energía y de esta forma damos paso a los aromas terciarios más conocidos como “ Bouquet”, estos pueden ser los que dificultad entrañen, pero no te preocupes poco a poco llegaras a ellos, te ayudare a identificarlos, suelen ser aromas florales, frutales, frutos secos, vegetales, roble, etc. Estos se desarrollan antes y durante la crianza de un vino.

La fase Gustativa

Llegamos a última fase, el vino llega a nuestra boca, debemos beber en sorbito pequeño y a continuación lo intentamos pasar de un lado a otro de la boca para conseguir que llegue a todas partes y percibir de esta forma los sabores a través de nuestra lengua, (dulce, ácido y amargo). Si el vino consigue un equilibrio entre los sabores mencionados es un vino redondo.

Mucha gente no se traga el vino y lo escupe, de ver esto no te asustes, ni creas que es algo negativo. Si mantienes en boca más tiempo el vino, el conjunto de sensaciones será diferente en cada persona.

Conclusión

Como último dato no solo te presentarán vinos tintos, también algún blanco, es posible un rosado y cavas la cata de estos puede variar según el tipo, por ejemplo la del cava es totalmente diferente y la veremos junto con las diferencias de tipos de cava y cuales están en top ten.

Ir arriba