Enfriador de vino

Aunque el vino existe y se lleva disfrutando desde hace miles de años, los enfriadores de vino son un invento reciente. Si quieres saber de qué se trata este artilugio y cómo sacarle el mejor partido, sigue leyendo la entrada de hoy.

Qué es un enfriador de vinos

Antiguamente los enfriadores de vino no existían, sin embargo, se dice que la idea de enfriar el vino en realidad se remonta a los romanos, quienes recolectaban y almacenaban hielo en una especie de bodega o cueva.

Un enfriador de botellas de vino te asegurará mantener una temperatura perfecta para el consumo y servicio del vino, tanto en botellas ya abiertas como cerradas.

Éstos son diferentes de las neveras normales ya que en los de vino se pueden controlar y regular aspectos como la humedad, además de la temperatura, con mayor precisión. 

Cuándo usar un enfriador de vino

La mayoría de los amantes del vino coinciden en que el vino tinto es mejor a temperatura ambiente y no se debe poner en una nevera normal, entonces, ¿por qué recomendar comprar un enfriador de vino?

Por ejemplo, si alguna vez abriste una botella de vino que estaba en un estante durante un caluroso día de verano, sabrás que esta no es la mejor opción para tomarlo.

La temperatura es un factor clave para mantener en perfecto estado la integridad del vino. Para saber la temperatura ideal de almacenamiento y consumo la podrás encontrar en la etiqueta de la mayoría de los vinos.

Si ya eres un fanático de los vinos probablemente uno de tus pasatiempos favoritos es envejecer el vino. Se trata de una de las tareas favoritas entre los coleccionistas y entusiastas del vino.

La mayoría de las botellas de vino tendrán un año específico en el que el vino estará en su apogeo. Para los que somos amates del vino resulta de gran emoción comprar una buena botella de vino y esperar el momento justo, cuando éste esté a punto de alcanzar su fecha de caducidad, para abrirlo.

Por supuesto, en este caso, controlar su temperatura será esencial. Por lo tanto, si deseas envejecer el vino, un enfriador es primordial para este proceso.

Otra utilidad de los enfriadores de vino es mantener la humedad apropiada. Los refrigeradores de vino permiten el control de la humedad y del estado correcto de los corchos. Además, del hecho de que el refrigerador esté sellado y, por lo tanto, protegido contra los olores.

Conclusiones

Estas son solo algunas de las razones por las que es una buena idea tener enfriadores de vino en casa. Espero que hayas disfrutado de este artículo y que te haya ayudado a saber un poco más acerca de todas las posibles alternativas que existen en el mundo vino.

Ir arriba