Temperatura - Las Reglas

Temperatura: Las Reglas

Temperatura: Las Reglas; prácticamente todos los profesionales del vino están de acuerdo en que la temperatura de almacenamiento del vino y la temperatura de servicio del vino son cosas diferentes. La temperatura de servicio entre los vinos blancos y tintos varía, al igual que la temperatura de servicio entre los diferentes tipos de blancos y diferentes tipos de tintos.

Pero la temperatura de almacenamiento del vino es más simple, afortunadamente. Y se vuelve aún más fácil con los gabinetes de almacenamiento de vino refrigerados y otros muebles de almacenamiento de vino. Solo asegúrese de invertir en un buen rastreador de vinos para no perder el rastro de su colección.

En esta publicación, cubriremos por qué las temperaturas de almacenamiento del vino difieren de las temperaturas de servicio del vino y cuáles son las temperaturas ideales de almacenamiento y servicio para los tipos principales de vino. No tienes que preocuparte por cocinar vino, cualquier estante servirá.

Temperatura de almacenamiento del vino

El vino es especialmente sensible a los cambios de temperatura. Los vinos que bebemos hoy en día son el producto de literalmente miles de años de experimentación y refinamiento. Generaciones de personas pasaron vidas girando lentamente el tornillo de la enología para encontrar combinaciones e interacciones específicas de sustancias químicas que dan forma a los sabores, aromas y colores deseados. También debe asegurarse de no mover demasiado el vino y dejar que se asiente para evitar el impacto de la botella en el vino. El vino es una creación fundamentalmente compleja y frágil.

Temperatura de almacenamiento del vino tinto

55 °F es la temperatura óptima de almacenamiento del vino tinto. Esa tampoco es una pauta estricta. 1-2 grados más frío o más cálido sigue siendo una temperatura ideal para el almacenamiento de vino tinto. Siempre y cuando la temperatura se mantenga constante.

Temperatura de almacenamiento del vino blanco

55°F es la temperatura ideal de almacenamiento de vino blanco. Y, del mismo modo, unos pocos grados hacia arriba o hacia abajo desde allí todavía es seguro. Una vez más, siempre que la temperatura de almacenamiento se mantenga constante.

¿Puede ser realmente tan simple? Sí, asombrosamente puede. Mientras que unos vinos se beneficiarían de 53 o 54 grados, y otros de 56 o 57 grados, la diferencia a la hora de almacenarlos es ínfima. El éxito cuando almacena vinos significa proporcionar un entorno estable y no destructivo que proteja el vino de temperaturas extremas y volátiles. Unos pocos grados aquí o allá no es terriblemente importante.

¿Por qué es importante la temperatura de almacenamiento del vino?

Almacenar el vino a temperaturas ideales fomenta las interacciones químicas deseadas. Demasiado frío o demasiado calor y las moléculas comienzan a ralentizarse, descomponerse o cambiar de otro modo y fallar. Es por eso que la temperatura de almacenamiento del vino es importante. Estamos hablando nada menos que de preservar la identidad y la vida de su vino. Hay mucha información disponible sobre varietales de vino en algunos de los mejores libros sobre vinos.

Aquí hay algunas reglas simples a seguir, junto con las mejores prácticas para las temperaturas de almacenamiento de vino a largo y corto plazo.

Consejos sobre la temperatura de almacenamiento del vino

Las dos reglas del almacenamiento del vino

Para dar cuenta de su delicadeza, existen dos reglas fundamentales de temperatura de almacenamiento del vino. La primera regla de la temperatura de almacenamiento del vino es mantenerlo fresco. Si la estructura química única del vino es la cacharrería, el calor es el toro. Si el vino se expone a temperaturas superiores a 77°F durante largos períodos de tiempo, su frágil estructura molecular se destruye. Desarrolla sabores desagradables y aromas fuertes y unidimensionales. Y aunque el calor arruinará el vino de manera más significativa y rápida que el frío, almacenar el vino a una temperatura demasiado fría también es un problema. La iluminación brillante de la bodega tiene los mismos riesgos. Y una buena aplicación de bodega puede ayudarlo a mitigar esos riesgos a través de una gestión eficaz de la bodega.

Y, para no ser demasiado sutil, las temperaturas altas y bajas también afectan la integridad y el sellado del corcho. Si el corcho falla de alguna manera, incluso de manera imperceptible para el ojo humano, la cantidad de aire permitida comienza un proceso de oxidación en el vino que puede cambiar un perfil de sabor completo y redondo en un garrote plano, tánico y avinagrado. No te preocupes si hace demasiado frío. Puede congelar el vino, pero debería estar bien una vez descongelado.

La segunda regla de la temperatura de almacenamiento del vino es la consistencia. La composición del vino reacciona a su temperatura. Si el vino reacciona constantemente a las temperaturas, eso significa que la estructura química del vino siempre se está moviendo y cambiando. Y poco a poco separándose.

Temperatura de almacenamiento de vino a largo plazo

Los vinos tintos que planea conservar durante años (o décadas) deben almacenarse a una temperatura estable entre 53 ° F y 57 ° F. Las temperaturas superiores a 57 ° F corren el riesgo de envejecer el vino demasiado rápido, mientras que las temperaturas inferiores a 53 ° F pueden impedir el correcto desarrollo del sabor del vino. Aquí hay más información sobre los vinos añejos.

Esta es la razón por la cual el stock muerto de vino ocurre tan rápido. Si almacena los vinos de manera incorrecta, puede despedirse de ellos.

Temperatura de almacenamiento del vino a corto plazo

La mayoría de los vinos producidos y comprados hoy en día están destinados a ser consumidos más temprano que tarde. Para que pueda almacenarlos en consecuencia. La mayoría de los entusiastas del vino y aquellos que estudian en cualquiera de los niveles de sommelier tienen una regla general: si planea guardar una botella de vino por menos de seis meses antes de consumirla, es mejor que la guarde a su temperatura ideal para servir.

El uso de una hoja de inventario de licores puede ayudarlo a organizar sus vinos y asegurarse de mantenerlos en bodega durante el tiempo óptimo. Las apuestas están puestas, entonces. No adherirse a una temperatura ideal de almacenamiento del vino es malo. Así que hagamos algo bueno.

Temperaturas ideales y óptimas del vino

Todo en esta publicación trata sobre el almacenamiento de vino ideal u óptimo y las temperaturas de servicio del vino. Debe tomarse ampliamente por dos razones. En primer lugar, es muy poco probable que un título aquí o allá arruine una botella de vino. En segundo lugar, la temperatura ideal para servir vinos blancos y tintos específicos varía según la variedad, el estilo, la complejidad y el cuerpo. Y tercero, no hay contabilidad para el gusto. Si te gustan los pinot noirs a 65 °F, hazlo. No arruinarás tu vino. No te preocupes.

De cualquier manera, lo último que deberías hacer con una botella de vino medio decente es almacenarla o servirla a temperatura ambiente.

Ir arriba